Sensaciones, vacío

20171228_27.JPGCuando algo acaba uno suele sentir un vacío, el tiempo que actividades de toda índole han ido llenando y que ahora parece ocupar todo el día, la noche, los momentos relajados de reflexión que faltaron durante esos momentos nerviosos

Cuando llego a este momento de vacío suelo preguntarme cómo el hombre llegó a esa necesidad constante de sensaciones que también refejó Edgar A. Poe en “El hombre de la multitud” y que luego Charles Baudelaire llevó a su vida de paseante parisino (aunque tengo la sospecha de que nunca fue tanto en realidad, solo en su leyenda, la que él creó y otros aumentaron).

Anuncios

Noche de provincias

20171228_36.JPGPerfectamente podría sonar a esa hora la campana de la Audiencia, o de la Catedral; dos signos de la vida provinciana en la que la gente se suele acomodar con tanta facilidad por aquello de la reconfortante tibieza que da.

  Hay quien piensa que hoy en día el hereje es el que va contra la Iglesia, el Capitalismo o que su apoyo a los nacionalismos permitirá la masa crítica necesaria para vencer el orden establecido. Es, sin duda, otra de las manifestaciones de la vida provinciana.

Al saber de todos estos pienso en “El hombre de la multitud” de E.A. Poe, en Walter Benjamin, el Luis Cernuda, gente que supo, deseó y vivió la vida solitaria a la contra del provincianismo.