Donde fuiste

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_3a4.jpgLa posibilidad de poder saber de un lugar donde estuviste años antes, de poder ver sus calles, los comercios que entonces estaban, incluso que siguieron estando en posteriores visitas, es algo que hoy en día lo tenemos al alcance de la mano gracias a los avances tecnológicos. Tres décadas atrás para saber de esa ciudad, o incluso de esa calle si la ciudad era muy grande, tenías que volver al lugar o pedir noticias de ella a los amigos que habías dejado allí, si aún quedaba alguien.

Hoy en día con aun simple vistazo a los mapas, nos enteramos de los cambios en los comercios, en la dirección del tráfico, en la decoración. Está bien hasta cierto punto, pero también está mal. Al planear el viaje y regresar a los viejos lugares, nos enteramos de lo que ya no podremos hacer: comer en aquel restaurante tan acogedor o tomarnos la última copa en un bar de noctámbulos en el que la decadencia era la marca del lugar y de los habituales. A veces nos enteramos sin ni siquiera planear el viaje. Simplemente por el deseo de recordar aquello de entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s