Vivir con elegancia

 

pablo garcia baenaVivir con elegancia es hoy en día en gran medida vivir apartado. Hay quien gusta de vivir en medio del tráfago, a quien le gusta la bronca, la pelea o la discusión por la discusión. Hay quien sale de casa para encontrar momentos agrios. Hay quien, primitivo aún y siempre, sale para demostrar que es el espalda plateada de la manada, el más listo y agudo en las conversaciones de barra de bar, el que tiene siempre la última palabra. Esto que digo lo he visto en los bares, pero es también aplicable a las redes sociales.

Hay quien ni es ni quiere ser así, quien valora por encima de todo la discreción, el silencio, el sobrentendido, esos momentos siempre breves en que no es necesario decir nada, quien no necesita demostrar en todo momento lo genial que es. Hay quien, por fortuna, no se ha criado en una pandilla juvenil (o de adolescentes). Hay quein descree de la retórica barrial y baretera.

Hay quien vive para adentro y nada necesita de afuera; el sustneto indispensable y poco más. Los placers son siempre íntimos. Y escasos. Por eso no hay que pregonarlos ni jalearlos.

Ayer murió Pablo García Baena. Uno de esos pocos que supeiron ser elegantes, discretos y que disfrutaron con inteligencia. A los demás, a los escasos demás, nos queda su condensada poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s