Tan cerca, tan lejos

DSCF7086Despertarse temprano, aunque tampoco demasiado, vestirse, mirar por la ventana y ver que todo está tan cerca y tan lejos, al fondo el grandioso horizonte de las montañas nevadas. Hace un calor tibio, hogareño en la cafetería a la que me acerco, calle arriba, a tomar un té y un pequeño dulce de canela. La gente llega, se sienta en silencio, algunos esperan que lleguen sus amigos – las pequeñas tertulias del domingo por la mañana de un otoño o de un invierno perdido. Apenas hay ruido, solo conversaciones rumorosas, el sonido de las teclas de un ordenador o de las páginas de un periódico. Las blancas paredes y las mesas de madera barnizada.

Desde la ventana, todo tan cerca y tan lejos, me veo reflejado, congelado en el tiempo. Para siempre, quizás, sin posibilidad de que la imagen varíe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s