Agoreros

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_36bTodo es susceptible de empeoramiento, nos venimos dando cuenta durante estos días. solo es necesario un hombre, o un pequeño grupo de personas, que estén decididos a que  todos nos amoldemos a sus exigencias. Las llaman sueños, deseos, demandas, pero no pasan de ser imposiciones.

Una sola persona es capaz de llevar a una sociedad al abismo — está ocurriendo estos días. Un solo hombre, o un pequeño grupo, que se arrogan la representación de aquellos a quienes no representa, que erige en el intérprete de la voluntad del pueblo, desoye consejos prudentes e inicia el incierto camino del suicido. Ya dijo algo Pascal respecto a la tendencia abismática de las personas. Así estamos ahora, frente al abismo por el solo capricho cerrado de unos iluminados, profetas de un futuro inexistente.

Después de cuarenta años de convivencia tranquillos demonios españoles que envenenaron los siglos diecinueve y veinte regresan. Regresan para derribar lo que tanto costó. Porque la convivencia de estos años tiene sus cimientos en toda la represión de los dos siglos anteriores. Para eso se aprobó una constitución, para enterrar para siempre esos fantasmas y para que la convivencia fuera indefinida. Pero, por lo visto, en España, cada cuarenta años unos profetas iluminados tienen el capricho de lanzarnos al abismo. Se despiertan y, alucinados, nos conducen al precipicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s