Fotografía callejera

Esto de la fotografía callejera, bien lo sabemos, es como ir de caza. Hay días en que te cobras algún trofeo y otros, muchos, en que vuelves a casa con las manos vacías y la  cámara llena de imágenes insustanciales. El azar juega su parte, sin duda; la técnica tiene también la suya. El ojo del fotógrafo es, siempre, lo más importante.

Anuncios