Mi generación (¡qué aburrimiento!)

Una de las mayores liberaciones de esta vida es no tener generación. Me imagino que, como a todo el mundo, los periódicos me incluyeron en alguna generación: la de la Transición, la de la Postransición, la de la Movida, la de la Posmovida, quién sabe. Nunca me creí parte integrante de ninguna, tampoco me sentí parte de ninguna de ellas.

He ido, para bien o para mal, solo, acompañado, sí, de algunos amigos, pocos, que me han insuflado fuerzas, ganas ánimo, sentido del humor, jovialidad,… No necesito más.

Me aburre cada vez que leo u oigo eso de: “mi generación…” Suena a rancio, a encerrado, a marchito, mortecino, a impostura, a necesidad de vivir en monótono acuerdo con los demás, con el grupillo de elegidos.

He vivido—vivo aún – acompañado de individuos carente, por suerte, de generación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s