Desaliño

En el quiosco.jpg

Más de una vez he dejado por escrito mi interés por la prensa escrita, su necesidad social, mi gusto por las mañanas de los fines de semana en que me demoro en su lectura mientras desayuno, y luego sigo con algún piscolabis mientras leo los periódicos y sus suplementos, hasta la hora de comer.

Sin embargo, estoy pensando en dejar de leer algunos por su uso excesivo de extranjerismos, un abuso en toda regla, casi siempre anglicismos. El uso de anglicismos que no son necesarios, y casi ninguno lo es, hace no solo que el español se empobrezca. Hace de esta una lengua sin sentido, una lengua donde las referencias culturales, donde lo connotativo y el espesor histórico desaparecen. Cuando leo un artículo sobre moda o sobre informática o sobre economía y me tropiezo – en un sentido muy literal – con extranjerismos, me doy cuenta de que, por un lado el periodista es alguien que no le interesa hacer un trabajo bueno, que la dejadez y la pereza le vencen y toma el atajo más fácil, que es el de no pensar en el mejor vocablo español. También me doy cuenta de que el resultado es un artículo ni en español ni en inglés que termina por no decir nada.

Así las cosas si van a usar curvy, hit, barista, hat-trick, look, sporty, it girl, y tantísimas otros anglicismos que no son necesarios, creo que es razonable que deje de leer esos periódicos. Entre otras razones porque los que escriben de esa manera desaliñada, la acompañan de igual dejadez y vulgaridad en el contenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s