Noche casi acabada

Anochece pronto, las luces de la ciudad edulcoran el negro brillante del asfalto mojado. La gente pasea, en realidad van de aqui para allá, azacaneados en asuntos sin importancia. Es el trabajo que no cesa y que tampoco comienza, es un estar en medio, ni sí ni no, una dulce ocupación tibia que no exige mucho y que no fatiga. Algunos se paran con conocidos o amigos o familiares. Los bares acogen a cuatro o cinco habituales con el cansancio de la ropa empapada de humo.

Tarde ya, o temprano, cuando la noche ya se ha agotado, el aire se vuelve más fino, se clarifica, por así decir. Anuncia la llegada del amanecer vigorizante.

Anuncios

Un comentario en “Noche casi acabada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s