Sorpresa

De un tiempo a esta parte, sorprendo con cierta frecuencia a mi madre leyendo las esquelas que el diario Sur publica. Ella nació allí y comprendo que quiera saber de su ciudad donde vivió el mismo número de años que llevamos en esta otra. Entre medias ha habido otras dos ciudades y la misma Málaga.

Quiere saber si sus amigas y sus conocidos fallecen. A partir de una determinada edad ocurre que esperar la muerte de alguien es lo normal. En el caso de mi madre, además, hay un elemento curioso. Desde hace cinco años, cada vez que llega su cumpleaños se sorprende de haber llegado hasta ahí, como si nunca hubiera pensado que era fácil llegar a los setenta años. No habla de juventud, ni de que se siente mayor, simplemente nos dice que está sorprendida por haber cumplido años otro años más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s