Turismo

Una de las cosas que más me ha extrañado al conocer la catástrofe provocada por un terremoto en Nepal, es el número de españoles que estaban allí: 580. Yo tengo una idea un tanto anticuada de esto de los viajes. Pienso que es normal desplazarse a la costa o a la montaña en tu país o en otro aledaño para pasar las vacaciones. También me parece normal que la gente viaje a Italia, Alemania, Argentina, por decir algunos países, pero también podría nombrar Egipto o Túnez cuando están de vacaciones. Pero lo que no esperaba, anclado como estoy en una mentalidad anterior, antigua sería más correcto decir, era el elevado número de españoles que pululaban por Nepal en abril. Me imaginaba que a lo sumo habría cuatro o cinco, esos bohemios fascinados por el Oriente, algunos de ellos casi una sombra, poco más que un recuerdo de otro momento.

Vivimos la época del turista, es cierto, y esto debería haberme puesto sobre aviso que la cantidad de personas que hoy se desplaza por el mundo es superior a la que yo calculo por costumbre. También debería haber tenido en cuenta que los destinos exóticos – al menos los que lo son para mí – son cada vez más solicitados. Querámoslo o no, el capitalismo es lo que tiene, nos permite viajar donde queramos al tiempo que mantener nuestra conciencia a salvo: los turistas son los demás, nosotros solo somos viajeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s