Espectros

En el rocanrol hay mucho de actitud. No vale salir al escenario de manera desaliñada al igual que no vale salir como si fueras a comprar el pan. Un concierto puede durar una o dos horas pero es como si el mañana no existiese.

En el concierto que Loquillo y Nu Niles dieron en Vitoria, Mario Cobos vestía como si fuera un cantante de country, Hank Williams, por ejemplo, y junto al otro guitarrista, Josu, iniciaron el recital con “Hawaii 5-0”, lo que daba una idea de la derrota del concierto. Luego siguió una nueva versión de “Eres un rocker”, nueva comparada con las de los años 80, y de ahí en adelante, fue un continuo enlace de canciones que hacía tiempo que Loquillo no interpretaba.

No fue un concierto de rockabilly porque el formato le queda estrecho. Jorge Rebenaque vestía cual bohemio parisién, con barba, boina, pañuelo rojo y camiseta a rayas blancas y azules, y lo mismo tocaba el piano en “Eres un rocker” como el acordeón en otras canciones más afrancesadas, “Por amor” entre otras, y que forman parte del repertorio de Loquillo.

Hubo algún momento espectral, como cuando interpretaron “Some Day, Some Way”, que me recordó a algunas actuaciones de Robert Gordon, también ya perdida el aura de su primera juventud, acaso poco más que un fantasma, como también años antes lo había sido Gene Vincent en los pubs británicos donde cantaba y malvivía. Hay líneas que se trazan en la juventud, de manera un tanto inconsciente, y que se mantienen toda la vida.

El concierto acabó con una tanda de versiones de Johnny Kidd y de Vince Taylor, para cerrarlo con “Esto no es Hawai”, que anunció como la canción que cambió la música en España, y que es, al menos, la gran canción – pero no la única – que Loquillo y Carlos Segarra compusieron en los ya lejanos años 80. Sobreviven, uno con más fuerza y empeño, el otro más espectral pero sin merma como guitarrista.

Fue un concierto en el que faltaron los grandes éxitos de Loquillo, sustituidos por canciones igual de buenas o mejores que habían sido dejadas de lado por quién sabe qué razones, y en el que se olvidó de que en 2014 había dicho en un programa que ya no tenía edad para cantar “Quiero un camión”.

Algo espectral, sí, el concierto, sombras del ayer que sobrevolaron y que arreglos como el que han hecho a “Piratas” refuerzan.

**********************************************

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s