Escrito en Oporto

Cómo estaba, dios mío, cómo estaba (el oporto).

Cómo eres, dios mío, cómo eres (media vida)

************************************************

Oporto, esa ciudad condenada a hundirse por querer ser siempre moderna; o por querer se, aún, un derribo.

Anuncios

Turismo de vanguardia

“Pasajeros, al tren del país de los juguetes”, gritaba emocionado el maquinista en uno de los cuentos de Hilitos. Ayer por la noche algo parecido debió de gritar el maquinista del trenecito que hace la ruta turística de Bragança, aunque eso sí, monumentos vimos pocos. A cambio casi la mitad del recorrido fue por las rondas exteriores de la ciudad, para que pudiéramos maravillarnos con los centros de salud, las escuelas, la estación de autobuses y algún que otro centro comercial.

Los momentos cumbres los protagonizaron las rotondas, “observen qué magnífica rotonda”, nos avisaba el conductor. Cuando llegamos a la de los toros, no se conformó con rodearla una vez sino que le dimos la vuelta un par de veces.

Es una nueva manera de hacer turismo, a la vanguardia de la civilización. Algún día no recordaremos que hubo un tiempo en que visitábamos esos llamados monumentos, tales como el castillo, las ruinas celtíberas o los palacios renacentistas; solo pensaremos en las rotondas, las circunvalaciones y las rondas exteriores.

Una noche

Suena el teléfono en la desolada parada de taxis a la una de la madrugada, cuando volvemos al hotel, y no hay nadie para cogerlo. Parece que no es costumbre infrecuente que aquí llamen a horas extemporáneas. El teléfono acumula polvo y en la calle nadie se para a cogerlo.

Volvemos de la verbena que se ha celebrado en la plaza. Ya no son como antes las verbenas, ya no hay una orquesta que viaja por todo el pais ofreciendo un repertorio ee canciones conocidas por todos. Ahora la verbena la componen dos grupos: uno para los mayores, de canciones tradicionales y otro para los jovenes, que tocan algunos temas ya viejos que aún mantienen el prestigio de lo moderno. Porque en esta sociedad lo que hay es ya todo muy viejo aunque haya quien crea que estodo nuevo. Es, aunque tantos lo nieguen, una sociedad momificada, reaccionaria, un sociedad que busca las soluciones en el siglo pasado, al igual que escucha musica de ese siglo también, haciéndola pasar por moderna.

En las mesas de los bares, matrimonios con niños, algunos jóevenes repeinados que miran y esperan, fuman su primer cigarrillo y ríen pretendiendo ser adultos.

Pero la noche se ha acabado y ya estábamos cerca del hotel cuando sonó el teléfono, y pensé que a veces la sorpresa sigue siendo posible, incluso en nuestra aburrida sociedad autcomplacida que desconoce el significado del término exigencia.

Las cosas claras

Por fin alguien los ha calificado como  lo que son: idiotas morales, porque no otra cosa son. Gente moralmente inane o dañina pero que por la posición social de privilegio que ocupan, se pueden permitir la licencia de incitar al odio y a la xenofobia. Al fin y al cabo eso es lo que han hecho, Penélope Cruz, Javier Bardem y Pedro Almodóvar.

En España lo pueden hacer y la gente le sihue babeando. Véase su equidistancia divina con los asesinatos de ETA o con el nacionalismo catalan. Quizás ahora vayan comprendiendo que el caciquismo ideológica que ejercen en España, de poco sirve en el extranjero.

Redivivo, como la momia

Un viejo, y buen amigo, ha escrito esto:

“Lo que más me llama la atención es el contraste entre la frescura que suscita en muchos y la pesadez que suscita en mí. Lo veo como algo muy viejo, como algo muy pasado, como algo que no debería haber vuelto. Por citar una vez más a Savater: “No se trata de un comunismo redivivo, sino mal enterrado”. Que reivindica a Lenin, que apoya a Castro, que tontea con los correligionarios de ETA, que no ha aprendido nada. De todo esto se hacen los sorprendidos cuando se les critica, demostrando haber adquirido ya lo más irritante de los políticos: la caradura”

Tiene toda la razón. Lo de Podemos es elviejo casticismo del resentimineto que tanto predicamsnto ha tenido en España a lo largo de la historia. Averigúen p

or qué en Francia los comunistas estilo Monedero no tienen éxito ni les hacen nada de caso. O en Alemania, o en Gran Bretaña. Solo tienen éxito en el país de la caspa: España: Alfredo Landa, José Luis López Vázquez,Francisco Franco y José Carlos Monedero.

Lo dicho, éxito a raudales.

Qué solos estamos nosotros, los libertinos.