La escasez

Hay quien aún repite aquello de que la juventud es la nueva fuerza revolucionaria. Lo aprendieron en Mayo del 68 y siguen repitiéndolo, como si hubieran descubierto no sé qué nueva vía revolucionaria. Olvida, primero, que las vías revolucionarias no se descubren en la teoría. Segundo, la grandísima mayoría que hablan de la juventud como motor de cambio son, y no es casualidad, gente que ya no cumple los cuarenta. ¿Cómo alguien a los cuarenta puede pensar que es joven? Porque lo significativo es que hoy en día hay gente de 35 para arriba que sigue viéndose joven, como si le tiempo se hubiera detenido cuando tenía 25 años y desde entonces nada hubiera cambiado. Es cierto que el tiempo se ha detenido para ellos, que viven en el pasado, que son incapaces de asumir lo nuevo que les ha ido aconteciendo a lo largo de los años. Son jóvenes desde entonces y para ello es necesario que una burbuja de algún material impermeable les recubra.

En todo esto hay algo muy sorprendente. Cuanto más envejece la sociedad, más valora esta misma sociedad lo juvenil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s