Quien lo probó, lo sabe

“Mas mira las compañas/ de la que va por ínsulas extrañas.” Son dos versos del Cántico espiritual de San Juan de la Cruz que llevan varios días viniéndoseme al recuerdo desde que me enteré que cerraba La Curva.

La Curva, para quien no lo sepa, es un bar de Valladolid. En realidad es mucho más, es un lugar de encuentro en un ambiente distendido donde la música nunca tapa las conversaciones. Uno puede pasar por ahí a casi cualquier hora y encontrará a algún amigo o a un conocido, o quizás a alguien que solo habrá visto algunas veces y con quien entablará conversación.

La Curva es un lugar donde se han tramado algunas de las más interesantes aventuras culturales desde 1985 en esta ciudad. Aventuras de presupuesto magro y, sin embargo, fecundísimas, capaces de abrir horizontes. Quede en el recuerdo por ejemplo los varios fanzines que Ángel ha editado desde 1987: “Las 4 estaciones del jugador de chinos”,  “La chica de La Curva” junto con El Colmo Colectivo, o la ayuda que prestaba a “La Elefanta rosa” o al Ramalazo y a nosotros, los Arañados Signos — los llamados artistas plásticos –, que expusimos en su bar desde el primer momento y nunca nos puso ninguna pega. Todo lo contrario. Entrabas en el bar y sabías que ahí estaba con su sonrisa luminosa y con su saber estar.

La Curva también ha sido un lugar de rebeldía política. No hace falta más que recordar el apoyo incondicional al Movimiento de Objeción de Conciencia o a los opositores a la construcción del pantano de Riaño o a la entrada de España en la OTAN. También un lugar político porque allí entre las revistas y periódicos te encontrabas con folletos que anunciaban las muchas semanas libertarias vallisoletanas, las conferencias a favor de los presos o del movimiento feminista o del colectivo LGTB+, y todo lo que se me olvida.

La Curva ha sido todo eso, y sobre todo ha sido el reflejo de la personalidad de Ángel. Sin él habría sido un bar más, con él era mucho más que un bar.

Se cierra un ciclo y yo espero que antes o después Ángel -– ahora con Memé – abra pronto otro. Mientras tanto seguirá revoloteándome por la cabeza eso de “las ínsulas extrañas”.

Por todo ello, por mucho más, gracias por los años compartidos.

Ramas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s