El pensamiento crítico ja ja ja

Cuando uno empieza a trabajar temprano, llega un momento de la mañana en que siente que le ha cundido mucho el tiempo y piensa que ha llegado el momento del descanso, no por agotamiento sino por convencimiento de haber aprovechado el tiempo lo más posible.

Es un momento ese peligroso. Puede uno dar en leer los periódicos y encontrarse con una noticia que narra el supuesto acercamiento de la Universidad a la ciudadanía. Se hace llamar la Universidad del barrio y tiene como objetivo el rearme político.

Como muchos de los comentaristas señalan, poco tiene que ver la Universidad con la política. En el fondo de lo que se trata es de establecer un lugar donde el adoctrinamiento se ejercite con toda su fuerza (supongo que los organizadores dirán pasión o algún otro adjetivo similar.)

Llama la atención el comentario de un tal F. Demuth que se interesa por la poca exigencia académica que tendrán estos estudios (yo los llamaría sermoncillos). Y llama la atención porque durante muchos años, incluso todavía hoy allá donde el conocimiento se valora lo académico es sinónimo de universitario por cuestiones etimológicas. Akademos, un héroe griego, fundó la primera institución de enseñanza. Luego, entre otros, le siguió Platón, con su famosísima Academia – desde luego, poco conocida por quienes piden esa universidad de barrio. Pero, recordemos, el conocimiento y el rigor intelectual está extramuros de esa universidad. Ni para sus profesores ni para sus alumnos rige la máxima spinoziana: “humanas actiones, non ridere, non lugere, neque detestari, sed intelligere“. Probablemente no tengan la más remota idea de quién es ese

Uno, que es bien consciente del descenso de los conocimientos en España en los últimos 25 años, no ve en esto más que otro escalón, o pedrusco en esa caída libre. Si los burócratas del Ministerio piden que los alumnos aprendan “habilidades, destrezas y competencias”, estos de la Universidad del barrio piden que los alumnos se traguen sus cuatro ideas mal formadas, peor expuestas y jamás pasadas por el filtro de la razón. Lo que les interesa no es el conocimiento, eso está bien claro, sino la creación de una clase de tropa a la que lanzar a la calle para montar algaradas que creen el espejismo de que la sociedad está contra el Gobierno. Lo que les interesa es tener un pelotón de creyentes que actúen todos juntos siguiendo a pies juntillas los dictados del alto mando.

Es muy fácil reconocerlos. Lo primero que hacen siempre es subrayar que lo suyo va a ser el estímulo del pensamiento crítico. Cuando Ud., lector, lea o escuche esa invocación al pensamiento crítico, tengo por seguro que quieren de usted una oveja que bale y baile al ritmo que ellos le marquen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s