Horas intempestivas

Llevo una temporada durmiendo mal por ninguna razón concreta. Los usuales problemas a los que todo el mundo recurre cuando no logra dormir sus siete u ocho horas, en mi caso no existen. Ni tampoco tengo excesivo trabajo, ni nada que me acongoje. En suma, duermo mal porque quién sabe si me estoy acostumbrando a dormir cada vez menos horas, aunque a veces esas pocas horas sean solo tres.

El caso es que me levanto y no me apetece leer, que suele ser la actividad a la que uno se dedica cuando se desvela a medianoche. Tampoco enciendo la televisión, que solo logra aburrirme. Suelo escuchar música. Necesito auriculares, claro, para no despertar a ningún vecino. Hoy en día hay quien no piensa en los vecinos  si piensa solo lo hace para fastidiarlos. A mí aún me cuesta molestarlos.

Escucho música, no la que suelo escuchar durante el día, es cierto. No es música clásica, ni jazz. Suele ser rockabilly o música muy alejada de mis gustos, el Aviador Dro, por ejemplo, o algunas versiones que en su tiempo hizo Fangoria. No sé porqué a horas intempestivas sí que me agrada el tecno del Aviador o la música de Fangoria, las versiones para ser exactos. Sí que sé, sin embargo, por qué el rockabilly está siempre presente en mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s