Nueva sección en el cuaderno

Llevaba un cierto tiempo pensándolo y, por fin, me he decidido a añadir una nueva categoría dentro del cuaderno: diccionario. Cada vez es más frecuente leer artículos, noticias, escuchar declaraciones, en las que algunas palabras han adquirido un nuevo significado. Esto no es nada nuevo. Lleva ocurriendo así desde que hay lenguas. De otra forma el aumento en el significado se tendría que dar siempre mediante la creación de nuevas palabras. Sin embargo, gracias al desplazamiento semántico, una palabra puede tener un nuevo significado sin que por ello se vea obligada a perder los anteriores.

Voy a ir dejando aquí constancia de algunos de esos desplazamientos, casi todos intencionados y que redundan sobre todo en un aumento de la estupidez.

No soy el primero – nunca nadie es el primero. Traigo aquí a colación, por si el lector, pudiera estar interesado, y para que sepan qué es lo que pueden encontrar en este diccionario, varios títulos: Bouvard y Pécuchet de Gustave Flaubert, Exégesis de los lugares comunes de Léon Bloy o, por no alargarme, Tantos tópicos tontos de Aurelio Arteta.

Son tres ejemplos, excelentes. Mi modesta intención es acercarme un poquito a lo que ellos han conseguido.

Anuncios