Arqueología

Paso unos días en Madrid. Paseo por las calles, atestadas de gente y, sobre todo, de ruido. Este viaje he notado el continuo runrún de coches, motos y autobuses. Aunque termino acostumbrado, agradezco, por ejemplo, el tiempo que pase en el parque del Retiro, donde el ruido era casi inexistente y era, desde luego, menos agresivo que el del motor de un automóvil.

En El Matadero, centro de creación contemporánea, como dice en los folletos que reparten, tampoco hay ruido; entiéndase, ruido que moleste. Vemos algunas exposiciones, y me llama la atención la que se titula Arqueológica, dedicada a la esta disciplina pero que señala algo que ya Walter Benjamin dejó apuntado: la arqueología, hoy en día, no está en las excavaciones de civilizaciones pasadas. La velocidad a la que se mueve nuestra sociedad ha logrado que nuestro pasado podamos buscarlo en el cubo de la basura. Nuestro presente, al cabo de pocos años, se vuelve un fantasma cuyos rastros están en el basurero. Los armarios guardan gran cantidad de rastro de lo que fue nuestra vida en forma de viejos discos, cómics amarillentos, camisas que ya no nos pondremos. Walter Benjamin dejó dicho que los pasajes de París eran los lugares donde empezar una nueva arqueología, hoy en día incluso los pasajes se han quedado ya antiguos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s