Chinua Achebe

Pasará sin despertar el menor revuelo, pero el fallecimiento de Chinua Achebe (Nigeria, 1930- Estados Unidos, 2013) significa una pérdida importante para la literatura universal.

“Para no dejar que otros escriban la historia”: este fue su proyecto literario. Quiso dar cuenta de la historia de África – desde la ficción, sí, y el ensayo – con el propósito de que no prevalecieran las imágenes racistas de los africanos que difundían las novelas de Joyce Cary o Henry Ridder Haggard.

Ficción, historia, compromiso social, pero, por encima de todo, la alta exigencia literaria de quien supo fundir lo occidental – la novela – con lo africano – las formas orales y los temas de la cultura africana.

Fue grande porque fue el primer gran novelista nigeriano, porque supo ver con compasión y agudeza – aunque erró cuando criticó por racista El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad. Su arte estuvo siempre al servicio de la literatura y de la razón sin banderías ni partidismos. Fue libre y se marchó de allí donde intentaron coartarle su libertad. No es necesario que la historia le juzgue; ya llevan tiempo haciéndolo los lectores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s