Propósitos de Año Nuevo

Cerraba el 2012 su tiempo cuando se me ocurrió hacer una lista de libros que me leería en 2013. Alguna vez he caído en la presunción de señalar cuáles han sido los mejores libros que he leído en un año, o en una década. Esto tenía que ser diferente. Iba a imponerme una tarea interesante, nada titánica, y muy gozosa, la de ir completando algunas lagunas que aún tengo.

Deberían ser 12 libros, un por mes, que aún no hubiera leído y cuya importancia o valor, sobre todo valor, estuviera ampliamente reconocido. Pensaba incluso en libros que todo el mundo dijera que tenía que haber leído, pero la unanimidad consensual no existe ya, así que me conformaría con que bastante gente dijera que merecía la pena leerlos. Cuando digo que su lectura merezca la pena no lo digo en un sentido débil. Debían de ser libros con solera, de esos que se han ido leyendo a lo largo de los siglos, que han gozado de sus años y décadas de gloria continuada.

Enseguida me di cuenta de que iba a ser imposible limitar el catálogo de lecturas necesarias y provechosas a la docena, así que me vi obligado a aumentar el número. Recordé también la novela El mundo es un pañuelo, de David Lodge donde prestigiosos catedráticos de literatura jugaban a revelar qué libros no habían leído aún. Entre ellos había uno que no había atacado la lectura de Hamlet. A mí me pasa algo parecido.

A la hora de elegir, repito, me itneresaba que el libro fuera considerado necesario y que su valor hubiera resistido el paso del tiempo. Se comprende así que haya pocos del siglo XIX y del XX. Conforme me los vaya leyendo, iré poniendo algunas notas sobre la lectura en este cuaderno, en gran medida porque la escritura me suele aclarar las ideas.Los polvorientos

Y ya, sin más, pasemos a la lista de libros.

  1. Marco Tulio Cicerón. Discursos. De todos los discursos que escribió he elegido las Catilinarias y las Filípicas.
  2. Agustín de Hipona. Confesiones.
  3. Francesco Petrarca. Mi secreto y epístolas. Resulta llamativo que a pesar de la importancia de Petrarca en la conformación del humanismo, solo tengamos la traducción del cancionero, el Secreto, algunas epístolas y los Triunfos. Algo se puede encontrar en librerías de lance; digo algo pero es solo un tomo en que se encuentran sus obras en prosa.
  4. William Shakespeare. Winter’s Tale. Aquí buscaré una Buena edición anotada. Te ahorra trabajo, te ayuda en la lectura y terminas aprendiendo algo sobre la obra, el contexto histórico y literario, etc.
  5. John Locke. A Treatise on Two Governments.
  6. David Hume. Enquiry Concerning Human Understanding.
  7. Reflections on the Revolution in France
  8. Thomas de Quincey. De Quincey es una curiosidad. Nadie puede decir que sin su lectura uno tiene lagunas importantes, pero aun así, es una curiosidad a la que le tengo, no sé por qué, gran afecto. Los ensayistas británicos del Romanticismo logran lo que pocos: que te apasiones por lo que estás leyendo. Me voy a leer, al menos, los dos volúmenes de Memorials and other papers.
  9. Benjamin Constant. El cuaderno rojo.
  10. Fiodor Dostoievsky. El idiota.
  11. André Malraux. Le Musée imaginaire.
  12. Joseph Heller. Catch-22. Aquí comienzan las excepciones. Libros del siglo XX del que aún no podemos decir que traspasarán el ácido del tiempo.
  13. Don DeLillo. Underworld.
  14. Thomas Pynchon, Mason and Dixon.
Anuncios

3 comentarios en “Propósitos de Año Nuevo

  1. “Propósitos de Año Nuevo Ventanal de
    arenas” was indeed a very awesome blog post, .
    I hope you keep writing and I am going to keep reading through!
    Many thanks -Roma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s