Planes

Ando ahora metido en algunas “aventuras” de las que creo que no saldrá casi nada para la gente, y aun así sigo. Trabajo sin pensar en el futuro, también lo hago sin tener clara la dirección ni el propósito. Lo hago simplemente por placer. Del trabajo la parte que más me gusta, siempre, es la de la selección y planificación de las tareas. Me encanta seleccionar cuentos y poemas, soñar con el libro futuro, imaginarme el resultado final. Cotejo, comparo, sopeso, todo eso con gran interés y, con frecuencia, enardecido. Luego viene el trabajo en sí, el de editar, traducir, corregir lo traducido, y esto también me gusta. Por fin, el libro, a veces, sale a la calle. A partir de ahí comienza mi desinterés. El libro ya acabado, ya hecho, cerrado y sin posibilidades de cambiarlo, no me interesa tanto. Me sorprende, a veces, verlo y pensar que yo he hecho eso, pero poco más. Lo mío es el estadio inicial, el imaginármelo cuando aún es solo una posibilidad.

Ahora estoy en esa fase. Elijo poemas y los traduzco. No sé si al final saldrá un libro o si solo estoy columpiándome y al final un montón de papeles acabarán en la papelera, pero es lo que me gusta. Trabajar sin saber si al final saldrá algo, aunque en mi cabeza yo ya lo vea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s