Juan Goytisolo. El arquero excéntrico

El Gobierno ha reconocido la labor literaria que Juan Goytisolo ha venido desempañando durante las últimas cinco décadas. La suya es una obra multiforme, dividida en dos etapas muy diferenciadas y cuyo punto de inflexión se sitúa en Señas de identidad, contemporánea de otras como Tiempo de silencio o Volverás a Región. La intención de los escritores, apoyados por un editor como Carlos barral y otros novelistas, hispanoamericanos, era la renovación de la narración española. Gracias a ellos, la literatura española salió del costumbrismo para avanzar en los terrenos inciertos de la experimentación, formal y de contenido, en sintonía con lo que se estaba haciendo en Europa o América.
Cada uno de ellos eligió un lugar en el que se apostó para otear el panorama y, cual arquero, esperar el momento en que se acercara la pieza para abatirla y dominarla. No es fácil la labor del arquero. Al fin, ha de saber permanecer en el estado de máxima tensión y quietud, así como mantener la concentración necesaria para que el animal no logre pasar de largo pero tampoco que tema acercarse. El arquero intuye que va a pasar por allá y se oculta entre los matojos, cerca de cualquier charca, entre los matorrales o en la leve espesura de la ladera de un monte. Más difícil es la labor de quien se va a cobrar alguna pieza lejos de los lugares que suelen frecuentar. La caza será más difícil pero también la pieza más rara y, por tanto, más valiosa. Claro que a veces ocurre que se encuentra con animales extraños, híbridos de otras especies, incluso criaturas desconocidas. Sus compañeros, cuando hayan regresado todos al refugio, la noche haya caído y cada uno relate sus aventuras cinegéticas, le dispensarán un desdén especial, propio de aquellos que logran lo que los demás han sido incapaces siqueira de vislumbrar en el horizonte.
Algo parecido le ocurre a Goytisolo. No quiero entrar en las peleas del mundillo literario, las trincheras de cada bando, los mercenarios que cada ejército contrata, a veces por una soldada mínima que no pasa de ser una palmadita en la espalda y dos monedas mugrientas de cobre. Sí que me interesa volver a mencionar, como ya expliqué detenidamente en En torno a los márgenes. Ensayos de literatura poscolonial, que Goytisolo se sitúa en una posición excéntrica. Habría que hablar del trazado de dos elipses para explicar y comprender su situación. Por un lado está la situación de la elipse de la literatura española. Aquí recorre una trayectoria que va del Quijote a clásicos en su momento postergados como La lozana andaluza, El libro de Buen Amor o La Celestina, o libros como el Cántico espiritual de Juan de la Cruz. Luego se aproxima a la literatura hispanoamericana y pone en valor la obra de Carlos Fuentes, Severo Sarduy, José Lezama Lima o Guillermo Cabrera Infante. Finalmente se acerca a las obras de contemporáneos como José Ángel Valente o Julián Ríos, escritor interesantísimo pero extraño a la tradición hispana.
La otra elipse es la de la literatura universal, que pasa por Las Mil y una noches, la literatura mística sufí, o la obra crítica de Edward Said. Es aquí donde confluyen las dos elipsis. El punto de intersección emparenta la renovación crítica que lleva a cabo Said con la escritura de Sarduy o Lezama, pero también con la literatura clásica española, Jorge Luis Borges o Salman Rushdie.
Quisiera acabar con otra metáfora. Las dos elipses cubren el ángulo de visión literaria de Goytisolo, y se asemeja a un gran angular de 94º, el necesario para abarcar todo aquello que es interesante pero también capaz de evitar el costumbrismo rancio, la literatura tabernaria y las palabras sin sentido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s